transantiago sigue discriminando a discapacitados

Santiago de Chile, 15 Febrero 2008

*Por Alejandro Hernández

La Fundación Nacional de Discapacitados señaló esta semana y a un año de la implementación del Transantiago, que el Derecho al Transporte de más de 2 millones y medio de personas con discapacidad en Chile, sigue siendo diariamente atropellado.

 “El ejecutivo aun no toma medidas efectivas para integrar a este enorme sector de la población que sigue sufriendo discriminación y falta de empatía por parte del nuevo sistema de transportes. Se integran más buses, se invierten más recursos y se continúa con las falencias intactas, burlando así los derechos humanos, civiles y ciudadanos del sector”, señala Alejandro Hernández, Presidente de la organización.

Se atropella también la dignidad de los discapacitados y esto es delicado, no solo desde un punto de vista humanitario, sino también desde una perspectiva jurídica basada en los Derechos Humanos.

Hemos monitoreado y fiscalizado en terreno como los buses antiguos siguen circulando sin considerar accesos especiales, lo mismo la Empresa Metro en todas las estaciones de las líneas 1 y 2 que cruzan Santiago de Chile. Con esto se atropella la Ley chilena de Integración Social para las Personas con Discapacidad - 19.284 que data de 1994, la cual señala que “cada nuevo medio de transportes debe considerar accesos especiales para discapacitados”.  

 

PROPUESTAS DE NUESTRA FUNDACIÓN

En Abril de 2007 nos reunimos con la Ministra de Planificación Nacional a quien propusimos un paquete de cinco medidas urgentes: La puesta en marcha de una Tarjeta Accesible gratuita para todas las personas con discapacidad de norte a sur del país; instalación urgente de ascensores y rampas hidráulicas en las estaciones del la línea 1 y 2 del metro de Santiago; Instalación de rampas hidráulicas en todos los buses; Solución definitiva de pavimentos en paraderos, calles y veredas; Instalación gradual de semáforos con sonido e Instalación de Señalética en sistema braile en los paraderos de buses.

El Ministro de Transportes René Cortazar señaló que “lo peor ya paso” respecto a las profundas dificultades de diseño del Transantiago. Para nuestro sector “lo peor no ha pasado” en materia de accesibilidad, sino que ha empeorado, agregándose a las dificultades originales, nuevos desafíos que hacen muy difícil la utilización del sistema. Como consecuencia, los discapacitados y sus familias siguen quedando abajo del Transantiago.

Es preciso que el Ministro de Transportes, la Ministra de Planificación Nacional y la Presidenta tomen conciencia que este es un tema de Derechos Humanos cuyo tratamiento permite instaurar una cultura sana e inclusiva, muy distinta a la que viven actualmente en Chile las personas con necesidades especiales”, señala Hernández.

Percibimos  omisión y cierta pereza para poner manos a la obra. La falta de voluntad y sus efectos excluyen aun más al sector, siempre ligado a temas de exclusión, discriminación y pobreza, factores que la misma sociedad instaura como validas o en nombre  de la modernidad. “Hay que rehabilitar al Transantiago” y la única forma de hacerlo es inyectando los recursos necesarios. Vemos como se construyen nuevas estaciones del metro y como, al mismo tiempo, la empresa asegura no tener recursos para realizar pequeñas modificaciones en los accesos ya construidos.

 

TARJETA ACCESIBLE GRATUITA:

Creemos urgente la implementación de una Tarjeta Accesible Gratuita (TGPD) para facilitar en parte el acceso al transporte de las personas con discapacidad de norte a sur del país, así como ya se ha implementado en países como Argentina, Venezuela y México. Es justo y necesario que el Ministerio de Transportes considere un 50% de descuento para que el sector pueda a su vez utilizar el  transporte aéreo y marítimo.

¿Porque una Tarjeta Accesible gratuita? Porque el 90% de los discapacitados de Chile son pobres, porque el derecho al transporte es eso: Un derecho. Porque el 94% de los niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales de nuestro país, nunca ha recibido atención de Salud ni Rehabilitación. Porque el impedimento de movilizarse (Derecho Humano) impide ejercer otros derechos fundamentales como  el acceso a la Salud y a una Rehabilitación adecuada –lo vemos en el resultados de las cifras a nivel nacional-, Educación, Capacitación, Trabajo, Recreación, Deporte, Cultura e incluso a la formación de una Familia. 

El grado de desarrollo de un sistema de transportes se mide en la forma en trata a los discapacitados.

 

INCONSECUENCIAS:

Chile firmó el 30 de Marzo de 2007 la “Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” en las oficinas de la Organización de Naciones Unidas – ONU de la ciudad de Nueva York. En ella se señala que “es deber de los estados, el poner especial atención para que el transporte no resulte excluyente para las personas con discapacidad”.

Por su parte, el presidente del directorio de la empresa Metro (Clemente Pérez) anunció por estos días una inyección de más de 165 millones de dólares en la remodelación de algunas estaciones, infraestructura, ampliación de andenes, la compra de nuevos carros e incluso televisores para instalar al interior de los vagones.

En ninguna parte señala la adquisición e instalación de ascensores y rampas para discapacitados en las estaciones de las líneas 1 y 2, que se incorporaron hace un año al Transantiago sin contemplar dichos accesos especiales, lo cual denota falta de voluntad e ignorancia ante las leyes nacionales e internacionales que protegen los derechos de las Personas con Discapacidad, lo preocupante es que la empresa Metro conoce en detalle esta urgente necesidad.

El Gerente Comercial de Metro -Alvaro Caballero- señaló hace un año en el Ministerio de Planificación Nacional, frente a representantes de organizaciones de y para personas con discapacidad, que la empresa no contaba con los 25 millones de dólares necesarios para realizar las adecuaciones en favor de las personas con discapacidad .

Desde la Fundación Nacional de Discapacitados, seguiremos educando e insistiendo hasta que el Transantiago facilite el desplazamiento de las personas con discapacidad y sus familias. La última palabra la tiene la Presidenta de la República Michelle Bachellet , el actual Ministro de Transportes René Cortazar y los honorables Diputados y Senadores del Congreso Nacional.


Alejandro Hernández, Presidente Fundación Nacional de Discapacitados ,
experto en Discapacidad. Mail: fundacion@fnd.cl

 

volver a la página principal