RSE Responsabilidad Social Empresarial en Discapacidad

Santiago de Chile, Mayo 2011

*Por Alejandro HernándezCuadro de texto:

Trabajar la RSE en discapacidad es una oportunidad y un desafío a todo nivel dentro del desarrollo interno de una empresa. Para abordar esta oportunidad de crecimiento y diferenciación, lo primero que una organización debe asimilar, es que dentro de esta línea social, hay mucho que aprender y capacitarse.

Los gerentes de selección, reclutamiento, personal o recursos humanos habitualmente desconocen esta realidad, lo cual muchas veces les impide lograr su máximo potencial. Conocer la temática resulta fundamental para dar inicio a cualquier programa social y/o de integración que se quiera llevar a cabo en beneficio de las personas con discapacidad.

La actitud institucional más beneficiosa es “solo sé que nada se”, independiente del tamaño que tenga la empresa. Este gesto de humildad, les permitirá recibir la capacitación respectiva (con todos los beneficios que esto implica) a nivel educativo motivacional y toma de conciencia por parte del personal interno, encausando las etapas de implementación, gestión y evaluación del programa.

Una política de búsqueda y apertura al nuevo conocimiento, permite sentar las bases del programe de RSE en discapacidad. Una excelente decisión es comenzar alianza con una organización experta y reconocida en discapacidad. Me refiero a definir desde un comienzo al socio estratégico de la sociedad civil, que pueda capacitarnos en la materia.

Lo ideal es contar con el trabajo de una ONG –organización no gubernamental- que trabaje el tema no solo desde la mirada asistencial, sino desde la Educativa y de Promoción. De ahí la importancia de programar instancias de capacitación dirigidas tanto a la plana gerencial -o área responsable- como a todos los trabajadores.

Resulta vital tomar conciencia que la discapacidad es un tema multifocal, que atraviesa vertical y horizontalmente toda la empresa y por cierto a toda la sociedad.

Ya sea que la acción en RSE esté dirigida solamente a incorporar a trabajadores y/o a trabajar “Planes globales de Acción en Discapacidad dentro de las Políticas de RSE de la empresa” en alianza con una organización especialista en la materia, conviene definir y coordinar un programa de capacitación donde en un diseño estructural ideal, todos los trabajadores se capaciten en forma gradual y permanente.

La asesoría profesional y el Curso “Integrar al Trabajo a Personas con Discapacidad” que ofrece la Fundación Nacional de Discapacitados, apunta precisamente hacia esto, a que a través de asesorías, cursos y acciones concretas de participación, la empresa se interne y capacite en los temas más estratégicos a considerar al momento de trabajar la RSE en Discapacidad.

Lo interesante es que esto no representa gasto, ya que por ejemplo en Chile, el costo de las capacitaciones se recupera a través del 1% SENCE, que permite descuento o rebaja tributaria, respecto de la Inversión en Capacitación. Capacitar en discapacidad es invertir en trabajadores más conscientes y motivados, que desarrollan la solidaridad y la empatía, sintiendo con esto que su trabajo tiene un sentido superior.

En España se ha realizado un estudio titulado “La Responsabilidad Social Empresarial en el ámbito de la discapacidad (RSE-D): Dimensión, contenido y tendencias en época de crisis”, el análisis presenta conclusiones muy interesantes sobre el tratamiento que las empresas dan a la RSE y la discapacidad.El estudio resalta la actuación “importantísima” que llevan a cabo las Fundaciones dirigidas a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Este estudio, debe sensibilizar a las empresas y sus responsables de RSE sobre la importancia de tratar la discapacidad en el marco de la RSE, de una forma más estructurada y comprometida, aplicando los recursos con visión estratégica y sin olvidar el compromiso que se adquiere con el colectivo de trabajadores con algún tipo de discapacidad.

En mercados tan competitivos como el actual, en el que la situación económica condiciona mucho las acciones estratégicas de las empresas, la diferenciación respecto a la competencia, al desarrollar una buena política de RSE en Discapacidad, puede ser la clave para que el retorno social incluso económico sea mayor.

En mi opinión concuerdo plenamente con el estudio, de hecho trabajar la Responsabilidad Social en Discapacidad, es casi una nueva regla de juego en la competitividad de mercado, dentro del proceso de crecimiento y desarrollo. Una oportunidad, que como definió un gerente de Recursos Humanos “representa ganar, ganar y ganar”.A continuación, algunos de los beneficios de la RSE en Discapacidad:

  1. Mejorar la calidad de vida: Entregar a las personas con algún grado de discapacidad, la posibilidad de mejorar su calidad de vida, desarrollarse y realizarse.

  2. Potencia el trabajo en equipo: La inclusión es un aporte al funcionamiento global de los equipos de trabajo.

  3. Mejora el clima interno: La presencia de las personas con discapacidad une, integra e impone desafíos colectivos de productividad, debido a la gran responsabilidad y perseverancia que ellos anifiestan.

  4. Traspasar la experiencia: En el caso de las firmas que prestan servicios, el mostrar los beneficios de la inclusión laboral a otras compañías contribuye a que las personas con discapacidad puedan encontrar un trabajo.

  5. Mejora la reputación corporativa: El ser una empresa de personas al servicio de las personas, permite llegar a nuevos clientes y mercados, siendo un elemento diferenciador de la competencia.

  6. Nuevas oportunidades: dar los trabajadores la oportunidad de compartir tareas con personas que tienen capacidades distintas a las de ellos, es una experiencia relevante y significativa.

  7. Fomenta la tolerancia: La oportunidad de trabajar con personas con discapacidad, sensibiliza a todo el personal de la compañía, fomentando valores como la tolerancia y la no discriminación.

Consejos para atreverse:La clave está en que todo el personal participe de una inducción, a continuación algunos consejos para que más firmas se animen.

  1. Equipo profesional: Contar con un equipo de profesionales externo que apoye en el seguimiento constante y entreguen retroalimentación.

  2. Inducción: Los equipos de trabajo a los cuales pasan a formar parte las personas con discapacidad, reciben también inducción y asesoría por el período de un año tanto por el área de RSE como por parte de una fundación especializada.

  3. Proceso de selección: El proceso de selección lo realizan la institución que se hace cargo de la intermediación laboral. Para esto es importante generar una alianza con una fundación.

  4. Principios sostenibles: Una de las claves para que el programa de Responsabilidad Social Empresarial en Discapacidad que incluye “Inclusión Laboral” sea exitoso es adoptar iniciativas sostenibles con principios que derivan de acuerdos mundiales y no intentar inventar la rueda.

Una empresa con nuevos desafíos es una empresa que tiene nuevos logros y la RSE en discapacidad es un detonante importante a la hora de avanzar en el desarrollo humano y valórico al interior de toda organización productiva. Es tiempo de comenzar a desarrollar esta nueva línea de trabajo, que representa una tendencia en América Latina y el mundo.

 

*Alejandro Hernández, Presidente y Director Ejecutivo - Fundación Nacional de Discapacitados.
Consultor en Discapacidad. director@fnd.cl capacitacion@fnd.cl

 

Más en

Responsabilidad social empresarial (RSE) y discapacidad

 

volver a la página principal